DECLARACIÓN DOCTRINAL DE LA FE

  

Creemos en el ÚNICO y SÓLO VERDADERO DIOS que existe en tres personas: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo, cada uno activo en la creación (Génesis 1:1, 2, 26), y en la redención (Juan 1:1-14). Y paramos firme en creer y predicar que JESÚS ES DIOS (1 Tim. 3:16, 1 John 5:20) y ES VENIDA en carne (1 Juan 4:2-3; 5:20, y 2 Juan 1:7).


Creemos que la Biblia “King James” en inglés es la palabra infalible, e inspirada de Dios, sin error comprobado, en el idioma de inglés (Salmos 12:6 y 7). Es la autoridad final en todos los asuntos de fe y práctica, y creemos y aceptamos que la Biblia King James es nuestro libro de instrucción y es nuestro deber juzgar todas las cosas con ella, creyendo y reservando el derecho juzgar todos los asuntos de la iglesia adentro de la iglesia misma, según la palabra de Dios, mientras que trazamos bien la palabra de verdad (2 Tim. 2:15).

En español, creemos que la Valera 1602 Purificada es la Biblia más pura, y más cerca de los textos puros (El Textus Receptus y el Hebreo Masorético) de donde viene la Biblia King James.

HAGA CLIC AQUÍ PARA CONSEGUIR UNA BIBLIA VALERA 1602 PURIFICADA   O, si estás en México, HAGA CLIC AQUI


Creemos que Adán, el primero hombre, fue creado en la imagen de Dios (Génesis 1:26), pero por su pecado voluntario, él cayó. Todos los hombres descendientes de él son nacidos en su (Adán) imagen (Gén. 5:3) con una naturaleza pecaminosa (Romanos 5:12), y están bajo la condenación justa de Dios (Juan 3:36), y tienen la necesidad de un Salvador (Hechos 4:12) y el nacimiento nuevo (Juan 3:3 y 7; 1:12)  Además, porque los hombres son tan pecaminosos, creemos en, adherimos en, y paramos firme en nuestro derecho, dado a nosotros por Dios mismo, mantener armas para protegernos (defensa propia) de aquellos hombres malvados que quieren dañarnos, y reconocemos que la segunda enmienda de la constitución de los Estados Unidos no sólo es una declaración política de este derecho, sino es, (como los padres fundadores han dicho muchas veces), un derecho DADO DE DIOS MISMO A NOSOTROS a TODOS LOS HOMBRES, porque es un derecho dado de la biblia misma (Lucas 22:36,38).


Creemos que JesuCristo es Dios manifestado en carne (I Tim. 3:16), fue nacido de una virgen por el poder del Espíritu Santo (Lucas 1:35), y que derramó su sangre divina (Actos o Hechos 20:28) en la cruz del Calvario como sustituto vicario por todos los pecadores (I Timoteo 2:6). Fue sepultado y resucitó en tercer día conforme a las Escrituras (I Corintios 15:4) con su propio poder (Juan 10:18), y ascendió a la derecha del Padre, de donde Él personalmente regresará para arrebatar a todos los que le han aceptado como su Salvador personal por fe (1 Tesalonicenses 4:16 y 17).  Por lo cual, el objetivo de este ministerio es predicar el evangelio correcto (1 Cor. 15:1-4), revelado a nosotros por nuestro apóstol Pablo (Rom. 11:13), lo cual es la única manera ser salvo hoy (Rom. 1:16), y que la biblia enseña que todos serán juzgados algún día según aquel evangelio según Romanos 2:16. Creemos que el evangelio verdadero es el evangelio bíblico de la sangre derramada de un DIOS JUSTO que desea ser el SALVADOR del mundo, y no el evangelio moderno, pervertido, de la justicia social, lo cual omite la sangre de Cristo, y enseña que el hombre puede salvar a sí mismo por cambiar cosas que él mismo vea como malo basado en su propia opinión de lo que él cree es bueno y malo. Además creemos que la Biblia es el estándar de la moralidad verdadera y que LAS ESCRITURAS (los 66 libros) nos enseñan lo que es en verdad bueno y malo. 


Creemos que la paga del pecado ha sido pagada por UN SÓLO SACRIFICIO para siempre hecho por Jesús en la cruz del Calvario (Hebreos 10:10-12) por la expiación de su sangre (Levítico 17:11; Romanos 5:11), ofreciéndose como el cordero de Dios, pero reconocemos que Su sangre no ésta aplicada al alma de un pecador hasta que él pecador mismo acepta el regalo gratuito de vida eterna por fe (Gálatas 2:16). Es a decir que todos los hombres tienen LIBRE ALBEDRÍO en aceptar o rechazar a Cristo Jesús como su Salvador.  Pero si aceptan o no, Jesús ya hizo todo lo necesario para salvar a los pecadores, y ahora es el asunto de cada pecador recibir la salvación que Dios ofrece de su propia voluntad.  ¡NO CREEMOS EN EL CALVINISMO!  Ni, creemos en "salvarse a sí mismo" por medio de OBRAS. Salvación sólo es por LA OBRA DE CRISTO SÓLA, y su SACRIFICO HECHA UNA SOLA VEZ PARA SIEMPRE, por lo cual Dios ofrece salvación a todo el mundo perdido.  


Creemos que la salvación es ofrecida gratuitamente (Romanos 6:23) a todo los hombres, y es solo obtenida por gracia, por medio de la fe (Actos 15:11; Efesios 2:8) en la sangre derramada de Jesucristo (Romanos 3:25) sin ninguna mezcla de obras, para que nadie se gloríe (Efesios 2:9; Romanos 3:28; 4:5).


Creemos que en el mismo instante que un pecador confía en la sangre derramada de Cristo y su justicia para ser salvo, él es inmediatamente sellado por el Espíritu Santo de Dios hasta el día de redención (Efesios 1:13), y está seguro eternamente (Juan 3:16; 10:27-29).


Creemos que todo los creyentes verdaderos en Cristo, sin considerar su denominación, son parte del cuerpo de Cristo, un organismo espiritual al cual las Escrituras llaman la Iglesia (Efesios 1:22 y 23), que es la novia de Cristo. Y un creyente nacido de nuevo debe buscar un lugar donde hay una iglesia local lo cual es una organización local de reunión, en lo cual se enseñe y se predica la Biblia en toda su verdad, donde pueda tener compañerismo cristiano y escuchar la predicación de la palabra de Dios para ayudarlo a crecer como Cristiano. No creo que hay más que un cuerpo o novia de Cristo (I Corintios 12:13).


Creemos en el sacerdocio de cada creyente (Rev. o Apoc. 1:6; 5:10), y que Dios manda a cada creyente a caminar en el espíritu no en la carne (Gálatas 5:16). Y que los creyentes están en el mundo, pero no son del mundo, y deberían vivir de acuerdo a las normas establecidas en la palabra de Dios para mostrar al mundo que son diferentes (2 Corintios 6:14-17).  Además creemos que la biblia nos instruye seguir nuestras propias conciencias, y que nunca debemos ser forzados por religión, por el estado, por presión política, o cualquiera otra organización, hacer algo contra nuestra propia conciencia (2 Cor. 4:2; 1 Tim. 1:5, 19; 1 Tim. 3:9, y 1 Pedro 3:16). Y en tales casos que los poderes seculares nos empujen a pecar contra Dios; nosotros, como los apóstoles santos antes de nosotros, debemos rechazar y resistir tal tiranía y opresión, como hicieron los grandes santos antiguos, algunos aún muriendo por su fe en Cristo Jesús como muchos otros cristianos habían sufridos a través de los siglos cuando los gobernadores satánicos (y usualmente religiosos) lograron tomar poder y usarlo en perseguir a los creyentes en Cristo Jesús por su fe (Rom. 8:35-39).


Ejemplo: Si el gobierno prohíbe la predicación del evangelio, y manda que los cristianos no pueden reunirse para estudiar la biblia (como lo hacen todos los gobiernos comunistas) no podemos obedecer, escogiendo seguir a DIOS y obedecer a EL y no a los hombres (Actos 5:29). (Creemos que la primera enmienda de la constitución de los Estados Unidos no sólo es un derecho dado de los poderes seculares, sino que es un derecho dado por DIOS mismo, entonces, creemos en el discurso libre o la libertad expresarse como quieres, y estamos en contra de la prohibición del discurso público y privado. 


Creemos que Satanás, o Lucifer, es un ser existente (Mateo 4:10, 11; Rev. o Apoc. 12:9) y que el infierno es un lugar literal de tormento (Marcos 9:46-48; Lucas 16:24) para las almas que rechazan al Señor Jesús y su sangre derramada por sus pecados, y todas las almas que están en el infierno serán echadas al eterno lago de fuego (Rev. o Apoc. 20:13-15). Creo que todos los hombres tienen una voluntad libre para escoger a Jesucristo como su Salvador (Josué 24:15: Marcos 1:15; Juan 3:18; Actos 17:30).


Creemos en el regreso eminente, pre-milenial, y pre-tribulacional del Señor Jesucristo a esta tierra por segunda vez. Primero, en amor para recibir a su novia en el rapto (I Tesalonicenses 4:16 y 17; I Corintios 15:51-55), y segundo: en ira para destruir a sus enemigos y establecer un reino visible y literal por mil años sobre esta tierra, con Él como Rey, como está profetizado en el libro de Apocalipsis o Revelación capítulo 20.


Creemos que el Matrimonio, según la biblia, es entre un hombre y una mujer, y que es un tipo de Cristo y su novia, La Iglesia (Ef. 5), y sabiendo que Cristo no puede divorciarse de su esposa (Heb. 13:5) y que los creyentes no pueden perder su salvación (1 Juan 5:11), reconocemos que el divorcio nunca debe ser una opción para un hijo de Dios (Mateo 19:8, Marcos 10:5-9) porque rompe el tipo de Cristo y la Iglesia. Además creemos que Dios mismo fundó la institución de matrimonio, y que según DIOS MISMO y SU PALABRA, el matrimonio SÓLO puede ser entre un hombre y una mujer, y NUNCA puede ser entre gente del mismo sexo, porque esto también rompe el tipo de Cristo y su Iglesia.


Creemos que la cabeza de la Iglesia es el Señor JesuCristo (Ef. 1:22; 4:15; 5:23; Col. 1:18), quien es la cabeza de todo principalidad y el jefe de la iglesia (Col. 2:10), y no hombre(s), organizaciones, diócesis, denominaciones religiosa, o gobiernos seculares.


Creemos, porque la biblia y el testimonio de la historia nos enseña, que el Comunismo y el Socialismo no son compatibles con el cristianismo (porque ellos procuran hacer el estado dios, porque siempre echan fuera el Dios verdadero y la biblia), porque ellos han perseguido y aún ejecutado (asesinado) muchos cristianos a través de los siglos alrededor del mundo (más que 100 millones de muertes han sido atribuidos al comunismo y todavía sigue contando) donde sus ideales políticos perniciosos son seguidos en total. Entonces, rechazamos todas los ideales socialistas y doctrinas comunistas, escogiendo seguir la palabra de Dios y no las doctrinas de diablos (1 Tim. 4:1). Por tanto no aceptaremos, practicaremos, cumpliremos, o promoveremos de cualquier modo, la vista política moderna de "corrección política", y procuraremos evitarla, porque sabemos que tiene sus raíces en el comunismo y ideas ateísticos, por lo cual reconocemos que es una enseñanza ANTIBÍBLICA, y por esto no cristiano. Aún más, miramos a todas las prácticas comunistas y socialistas como, por tanto, satánicas, viniendo directamente de Lucifer (Satanás) mismo, con el objetivo de traer el reino del anticristo, conocido como "La Nueva Orden Secular", de la cual la biblia nos profetiza vendrá en los últimos días, y tomará control de todo el mundo durante la tribulación, después del rapto de la iglesia, pero finalmente será destruida por Jesús en la batalla de Armagedón.


Creemos que la cristiandad es una enseñanza de GRACIA, AMOR, y GOZO, y en NINGUNA MANERA es una religión o una organización que practica el "Terrorismo". Hay miles de himnos dentro del cristianismo que prueban que el gran tema del cristianismo es que DIOS nos amó tanto que EL MISMO MURIÓ por nosotros. Pero no hallamos en ningún parte del cristianismo, ni en la biblia misma, mandamientos de MATAR A OTROS para obtener favor con Dios. ¡En ninguna manera!  Por lo tanto, no creemos o practicamos "el matar" a otros, como algunas "religiones" hacen, pensando que por medio de matar a otros, pueden irse al "paraíso". Creemos que nuestra entrada al cielo no es POR MATAR a otros, sino por recibir la salvación que Dios ofrece basado en lo que EL HIZO por nosotros,  porque el AMÓ el mundo tanto que el EL MISMO MURIÓ por nuestros pecados.  (Juan 3:16). Por lo cual, no queremos dañar a nadie, sino queremos verlos salvados del infierno por medio de la expiación de la sangre de Jesús.

Para reiterar, no creemos en "guerras santas" o "cruzadas" o "yihades" o alguna tal cosa, sabiendo que nuestra guerra es ESPIRITUAL y no CARNAL (2 Cor. 10:1-4). Por lo cual, creemos que ningún cristiano debe desear MATAR, DAÑAR, DESTRUIR, o PERSEGUIR a otros, sino EDIFICAR, EDUCAR, y INSTRUIR a otros como vivir una vida de paz, gozo, y bondad. 

Por tanto, creemos que la misión de la iglesia, y de todos otros cristianos, no debe ser "aterrorizar" a nadie. Tampoco procuramos 'ofender' deliberadamente a alguien.  Sin embargo, sabemos que hoy  (en estos últimos días de apostasía) las escrituras mismas son una ofensa a otros, porque la biblia misma dice que en los últimos días vendrán tiempos peligrosos (2 Tim. 3:1-4), y que HOMBRES MALVADOS irán de mal en peor (2 Tim. 3:13), teniendo sus conciencias contaminadas (Tito 1:15). Y por esto, realizamos que muchos escarnecedores y burladores (2 Peter 3:3) de la biblia existirán, y por esto tratarán reclamar que el cristianismo les ofende y su estilo de vida pecaminosa. Pero reconocemos que si uno dice que es ofendido por la doctrina cristiana, la biblia, la cristiandad, y / o Dios, sabemos de aquel, según la autoridad de las santas escituras, tal persona: 1. No ama a Dios ni a su ley (la biblia), y 2. No tiene paz en su corazón. Porque Salmos 119:165 claramente dice: "Grande PAZ tienen los que aman tu ley; y NO HAY para ellos TROPIEZO."

Por tanto, miramos a nosotros cristianos, como gente que tienen derecho existir, y si alguien está ofendido por la existencia de Dios, por la Biblia, y / o por nuestra doctrina y modo de vivir, nosotros no disculpamos por esto, porque nosotros tenemos PAZ con nuestro Dios y deseamos vivir en paz con otros (Rom. 12:18).

Nosotros como creyentes, entonces, rechazamos toda violencia hecho en el nombre de religión, y aunque no aceptamos el pecado, no aceptaremos ni cambiaremos lo que creemos o predicamos si otros están ofendidos.

Además, miramos a toda oposición al cristianismo y las enseñanzas de la biblia como satánico en su origen propagada por hombres reprobados (Rom. 1:28, Tito 1:16) pecaminosos y llenos de ODIO (Juan 5:42) contra: Dios, la pureza, la santidad, la bondad, la justicia, y la piedad. Aún más entendemos que tales personas, porque no tienen el amor de la verdad sino se complacieron en LA INJUSTICIA (2 Tes. 2:12), están llenos de iniquidad y son corrompidos por el pecado, y por esto ODIAN todo lo puro y santo; y es por esta causa que burlan, ridiculizan, atacan y escarnecen al cristiano. A los tales, no deseamos ninguna venganza, sino oremos para ellos y esperamos que se arrepentirán de sus caminos malos y perniciosos antes del Dios omnipotente. Aconsejamos que ellos practican la tolerancia, que siguen las leyes, y respeten la libertad religiosa que disfrutamos bajo la constitución de los Estados Unidos, y aunque quizás no están de acuerdo con ella, aguantarlo, como nosotros aguantamos a ellos y su iniquidad impía.

Aunque nosotros cristianos odiamos a sus pecados, recordamos que la biblia nos enseña que "...donde el pecado abunde, LA GRACIA abunde mucho más" (Rom. 5:20), y por esta nuestro oración es que Dios dará a ellos más tiempo para arrepentirse de su maldad, en la esperanza que ellos serán salvados.

Finalmente, con todo esto dicho, dogmáticamente creemos que la enseñanza de la biblia no es un discurso de odio, ni es "una incitación al odio" aunque algunos críticos de la biblia hoy anuncian por todos lados con toda malicia que es. 

Nosotros cristianos, aceptamos las escrituras como las palabras del Dios Vivo (el Creador) quién nos enseña lo bueno y lo malo, y tenemos un mandado de Dios proclamar al mundo perdido EXACTAMENTE lo que Dios dice, no importa si algunos quieren o no (2 Tim. 4:2-4), sea popular o no, y / o si el gobierno dice es "incorrecto decir" o no, o si ellos lo llaman "incorrecto políticamente". 

Para un cristiano, callarse, o cambiar el mensaje de Dios para agradar al hombre es impensable e imposible, porque la biblia dice que debemos permanecer fiel en predicar la palabra como Dios nos lo ha dado (Tito 1:9-16), y para hacer lo contario es pecar contra nuestra propia conciencia y desobedecer a Dios del cielo, el autor de nuestra Salvación (Tito 2:12-1)

Nosotros que somos redimidos, deseamos sólo el rescate y la salvación eterna de otros, de modo que ellos pudieran morar en el cielo con nosotros para toda la eternidad.

Y por esto, queremos mantener la biblia pura, la doctrina sana, la predicación fiel, con amor por los de afuera, pero con templanza en pararnos firme en las doctrinas de Dios.

  

image1


Porque grande es hasta los cielos tu misericordia, y hasta las nubes tu verdad. 

                                                                                                   - Salmo 57:10  

Haga clic en mis escudos abajo para lo que significan

image2
image3