Porque grande más que los cielos es tu misericordia, y hasta los cielos tu verdad. 

                                                                                                               - Salmo 108:4